Analytics

lunes, 15 de febrero de 2016

La Negociación de las Domésticas está Trancada


domestica negociacion trancada 2016

La negociación del servicio doméstico está trancada y al parecer la pérdida de puestos laborales aparece como uno de los argumento para no realizar aumentos salariales sustanciales. El convenio anterior venció el 31 de diciembre, hasta ahora han tenido cinco reuniones y la próxima es el miércoles 17 . El plazo máximo que había previsto el gobierno para cerrar las negociaciones en todos los grupos era el 15 de febrero.
        
En 2015 se perdieron 7.300 puestos en el trabajo doméstico. Esto ocurrió en un contexto de deterioro general del mercado laboral uruguayo (el desempleo pasó de 6,5% a 7,5%, y hay 28.000 puestos menos), el de las domésticas es el segundo sector más afectado, luego de la industria manufacturera. En 2014 se calculaba que había unas 100 mil trabajadoras, de modo que la disminución representa cerca del 7% de ellas.

El dato surge de un informe de la consultora Deloitte en base a cifras del Instituto Nacional de Estadística. La información, difundida hace una semana, proviene de las encuestas que el INE hace mes a mes en los hogares, es decir, de lo que declararon los uruguayos. Incluye tanto a las trabajadoras regularizadas en el BPS como a las que están "en negro".



El grupo 21, que desde 2008 reúne a las partes involucradas en el trabajo doméstico —el Sindicato Único de Trabajadoras Domésticas, por las trabajadoras, y la Liga de Amas de Casa, por los patrones, con delegados de la Dirección Nacional de Trabajo en el rol de mediadores—, es uno de los que todavía no ha llegado a un acuerdo en los Consejos de Salarios.

Distintos integrantes que están participando de la negociación colectiva contaron que el sindicato, asesorado por el Pit-Cnt, presentó una propuesta de aumento muy superior a la que planteó el Poder Ejecutivo.

El abogado Juan Ceretta, que por un convenio entre el BPS y la Udelar dirige un consultorio que asesora jurídicamente a las domésticas, se manifestó contrario a "frenar un aumento salarial medianamente razonable en un sector históricamente postergado" por una disminución de la oferta de empleo. "En sectores que todavía están muy sumergidos no se puede utilizar ese argumento porque es como decir que como no hay trabajo, tenemos que tener trabajadores en situaciones indignas, solo para mantener la fuente laboral. Así podríamos justificar la esclavitud. No podemos razonar así en este caso. La pérdida de puestos de trabajo, ¿se evita pagando salarios de hambre a más trabajadoras?", lanzó.


Vía: El País

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Hola, si tienes alguna consulta específica sobre el trámite te recomendamos que te comuniques directamente con la oficina correspondiente que figura en el artículo. Saludos y suerte.